Rebajas de enero: Manual de Supervivencia

Después del ajetreo y los excesos navideños, se acerca uno de los momentos más ansiados para los más shopaholics: ¡las rebajas de enero! Y ya que hemos esperado hasta estas fechas para conseguir auténticas gangas, hay que saber administrarse para que las ansias no nos puedan y acabemos en número rojos. Porque sí, las rebajas tienen esa capacidad especial para sacar al comprador compulsivo de dentro de uno mismo.

Rebajas de enero

Y como yo misma, por desgracia, sé de lo que hablo, os presento a continuación unas sencillas recomendaciones para no gastar de más en rebajas.

Número 1. Es absolutamente vital que nos hagamos una lista con todas aquellas prendas que necesitamos. Si se nos han roto unos vaqueros, este es el momento ideal para buscar un fiel sustituto a esa prenda tan socorrida.

Número 2. Queda totalmente prohibido comprarnos cosas que, en el fondo de nuestra cabecita pensante, sabemos que no nos vamos a poner. Por muy de moda que esté, por mucha oferta que veamos… No. Porque para acumularlo en el fondo del armario, ya tenemos los desafortunados regalos que no podemos descambiar.

Número 3. Debemos evitar la tentación de dirigirnos a las zonas de nueva colección. Sí, sé que es difícil y que las tiendas tienen todo un plan maléfico para atraernos hasta allí, pero si vamos de rebajas, vamos de rebajas. Ya habrá tiempo para nuevas colecciones.

Rebajas de enero 2

Número 4. Ante todo, debemos asegurarnos de que lo que vamos a comprar nos queda bien. Es decir, es más que recomendable que pasemos por el probador antes de decidir llevárnoslo. Porque los resultados pueden llegar a ser catastróficos, e incluso hay prendas que cambian drásticamente de la percha al cuerpo.

Número 5. No hay que dejarse llevar por el máximo descuento a la hora de agenciarnos una prenda. Por muy barato que algo nos parezca, debemos tener en cuenta la calidad del material. Creo que en ese sentido es mejor gastar un poquito más en lugar de ir a por el precio más bajo. A largo plazo acaba siendo mucho más rentable.

Con estas recomendaciones espero que vuestras aventuras por las tiendas resulten de lo más provechosas, y sobretodo que no acabéis arrepentidos por haber comprado algo a lo que no le vas a dar uso.

Y os deseo de todo corazón que no os quedéis sin vuestra talla, que todos sabemos lo que se sufre al encontrar ese par de zapatos perfecto pero que no quede vuestro número. Encenderé un par de velitas por vosotros.

Rebajas de enero 3



Compartir:

Sigue leyendo...