‘Viento de libertad’, el primer thriller de Michael Bully Herbig

No fueron los primeros ni los últimos en intentarlo, desde luego que no. Son muchas las personas que han intentado huir al oeste capitalista alemán para escapar de la República Democrática Alemana. La mayoría de los casos sin éxito. Viento de libertad cuenta la historia de dos familias que intentarán escapar en globo para traspasar la frontera hacia “la otra Alemania”.

Tan cerca unos de otros, el muro de Berlín separó durante 28 años Alemania en dos partes y pasó a ser el principal símbolo de la Guerra Fría. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, tras la división de Alemania, Berlín también quedo dividida en cuatro sectores de ocupación: soviético, estadounidense, francés e inglés. Las malas relaciones entre los comunistas y los aliados fueron creciendo hasta llegar al punto en que surgieron las dos alemanias de las que hablábamos. En 1949, los tres sectores occidentales (estadounidense, francés y británico) pasaron a llamarse República Federal Alemana (RFA) y el sector oriental (soviético) se convirtió en la República Democrática Alemana (RDA). Berlín quedó dividida y con la ciudad, toda Alemania.

Sabiendo el contexto, la película en cuestión se sitúa en la Alemania Oriental en 1979, en pleno apogeo de la Guerra Fría. Dos familias corrientes anhelan en secreto la libertad, mientras planean un plan de huida que les llevará hasta el lado Occidental. Armados con valentía e ingenio, construirán un globo aerostático con retales para transportar por aire a los ocho miembros de las familias y así cruzar el Muro de Berlín.

La película cuenta la historia real de las familias Strelzyk y Wetzel. Sin embargo, no se trata del primer film que narra estos hechos. En 1982 se estrenó Fuga de noche, una película de Disney protagonizada por John Hurt y Beau Bridges y que cuenta la misma historia que esta cinta alemana.

El director escogido para dar luz a este proyecto es Michael Bully Herbig, el director alemán conocido por estar especializado en comedia. Es más, Viento de libertad se trata de su primer thriller, pero la película cuenta con unos momentos cómicos muy divertidos que le dan su toque personal a la película.

Aún siendo evidente el final, la cinta te mantiene en tensión durante 110 minutos de los 120 que dura la película. Asimismo, el director sabe como transmitir ese nerviosismo con varios detalles como miradas a cámara que te hacen sentir nervioso. La película no es una película innovadora, ni desde luego una película que se vaya a quedar en mi memoria, pero sí está bien para disfrutar de una tarde de verano como esta.

Viento de libertad estará en cines a partir del próximo 6 de septiembre.

Nos puedes encontrar aquí

Más artículos
«Si yo fuera rico», la nueva comedia simpática y ligera protagonizada por Alex García y Alexandra Jiménez