Orange Vibrations. By: Armani Privé SS17

Primero fue la gama de azules y malvas, luego la de verdes y marrones, posteriormente la de rosas y ahora los naranjas. Giorgio Armani reivindicó el “Orange is the new black” hace escasos días con su colección que evocaba el atardecer más espectacular presentada en el Palais de Chaillot.

La colección, denominada ‘Orange Vibrations’, comenzó con propuestas de pantalones y chaquetas de formas estructuradas y rígidas, realizados en satenes o paillettes, y con bordados, pedrerías y estampados. Los trajes dieron paso a vestidos largos, hasta los pies, de encajes, transparencias, paillettes y satenes brillantes en cuellos halter, palabra de honor y asimétricos. Las plumas y los cristales bordados adornaron algunos diseños, aportando feminidad y opulencia a un color hasta desconocido en el mundo de la moda. Los “jumpsuits” también aparecieron en escena en intensos naranjas y superpuestos con chaquetas de lentejuelas.

El italiano quiso recrear una puesta de sol a través de la gama de naranjas con colores como el tangerina, el mandarina o el zanahoria, mezclados con ocres y dorados y el indiscutible negro.

Las modelos lucieron bolsos y clutchs de cuero a tono de los diseños, sandalias minimalistas en satenes negros y naranjas, joyería de gran tamaño y boas de plumas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nos puedes encontrar aquí