«MIB: INTERNACIONAL», la cuarta película de la franquicia de los Hombres de Negro

Este viernes 14 de Junio se estrena la nueva entrega de la saga de los hombres (y mujeres) de negro, MEN IN BLACK: INTERNACIONAL. Una película con nuevas armas, nuevos objetos, nuevos personajes y un mundo mucho más modernizado que el que conocimos en 1997 con la primera película protagonizada por Will Smith y Tommy Lee Jones.

En esta ocasión el condecorado Agente H (Chris Hemsworth) y la novata Agente M (Tessa Thompson) se enfrentarán a una nueva amenaza alienígena que toma la forma de cualquiera, incluida la de los Hombre de Negro. Estos deberán unir fuerzas en una aventura mundial para salvar la agencia y al mundo entero.

La película agrupa a algunos de los actores más demandados hoy en día, incluyendo a Chris Hemsworth y a Tessa Thompson como los Agentes H y M, a Emma Thompson retomando su papel de jefa de los MIB y a Liam Neeson, Rebecca Ferguson y Kumail Nanjiani en otros papeles clave. Walter Parkes y Laurie MacDonald continúan siendo los productores después de las tres primeras películas y se une el director F. Gary Gray (Fast & Furious 8). Por otro lado, los guionistas de esta última película son Art Marcum y Matt Holloway, quienes escribieron con anterioridad Iron Man, que propulsó el universo de Marvel y cuyo tono estaba inspirado en Men in Black.

La franquicia de Men in Black está marcada por su creatividad e ingenio, mezclando comedia, ciencia ficción y aventuras, algo que repetirán otras sagas. Sin embargo, actualmente con la cantidad de grandes superproducciones que hay, esta se empieza a quedar corta y la idea de los alienígenas en la Tierra ya no es tan original. Se trata de una película con avances, pero parece que la saga está intentando exprimir al máximo su producción y ya no da para más. Además, a pesar de contar con un elenco tan reconocido, nunca será lo mismo sin Will Smith y Tommy Lee Jones. “Estamos en el mismo universo que en las primeras películas, pero ya no estamos limitados al entorno de la ciudad de Nueva York, donde se basan las primeras tres historias” anota Parkes. “Tenemos un nuevo toque internacional, nuevos personajes y acompañamos a la nueva recluta del MIB, conocida como M (Tessa Thompson), al formar equipo con un agente de élite en la misión más grande y compleja de la organización”.

Chris Hemsworth, la estrella de Vengadores avala la visión del director F. Gary Gray de darle a la película una escala más ambiciosa sin perder de vista los momentos cómicos insignia de la serie. “Gary lo ha hecho todo. Ha abierto el mundo de Men in Blacky nos ha dejado jugar con él” dice Hemsworth. “MEN IN BLACK: INTERNATIONAL es una continuación del legado que tantos aman, pero al mismo tiempo se presenta por sí sola como una comedia épica de ciencia ficción”.

Otro valor añadido para Hemsworth fue la oportunidad de reunirse con Tessa Thompson, con quien recientemente ha protagonizado Thor: Ragnarok Vengadores: Endgame. “Tessa retoma todo justo donde lo dejamos” dice. “Su personaje, M, aporta inteligencia e intriga a la relación entre los dos agentes”.

Me llevé una gran sorpresa al ver que los verdaderos villanos de la película son los mismísimos Les Twins (Laurent y Larry Bourgeois), unos gemelos muy aclamados dentro de la cultura de la danza urbana. La idea de que Laurent y Larry fuesen los principales adversarios fue de Gray. Había quedado con ellos varios años antes por un proyecto diferente y pensó que los increíbles movimientos de baile del dúo darían a MEN IN BLACK: INTERNATIONAL unos villanos distintivos e inolvidables. “Es una de esas veces en las que los artistas definen totalmente los personajes” dice Parkes. “Gary Gray vino a nuestras oficinas y nos enseñó un video de dos bailarines excepcionales. Laurie MacDonald y yo nos quedamos alucinados con sus movimientos. El vídeo se llamaba ‘Rug Dealers’ y estaba seguro de que eran efectos especiales. La forma en la que estos dos tipos bailaban parecía que estaba pulido a ordenador, pero no era así. Son de lo mejor del street dance”.

En definitiva, una nueva super producción de Hollywood que trata de hacer taquilla, pero sin ningún trasfondo artístico ni narrativo. Al final, la gracia de la saga de MIB eran los efectos especiales en una época como finales de los años 90, pero con todos los avances que hay ahora, esta se queda atrás y ya no sorprende.

Nos puedes encontrar aquí

Más artículos
«De la India a París en un armario del Ikea» la nueva (y azucarada) película de Ken Scott.