«MELANIE», LA TORTURA CINEMATOGRÁFICA

El próximo tres de febrero se estrena en España la película “Melanie: the girl with all the gifts”, título que en español sería algo así como “Melanie: la chica con todos los dones”, se trata de una película británica de zombis, terror y drama, dirigida por Colm McCarthy (“Sherlock”, “Doctor Who”), distribuida por Warner Bros. Pictures; y protagonizada por Gemma Arterton (“Prince of Persia: las arenas del tiempo”, “The voices”), Glenn Close (“Tarzán”, “Bastardos”), Paddy Considine  (“Macbeth”, “El niño 44”), y Sennia Nanua (“Breverley”).

La película que se estrenó en Reino Unido el nueve de septiembre de 2016, cuenta la historia de Melanie, una niña infectada por un hongo, que hace que los que estén contagiados se conviertan en devoradores de carne humana y sus cuerpos se degraden hasta convertirse en zombis. A pesar de ello, Melanie puede convivir con el resto de humanos mientras no se le acerquen mucho, por lo que vive en unas instalaciones en las que se investiga acerca de su condición, con la intención de encontrar una vacuna con la que  liberar al planeta de esta epidemia.

El film está basado en la novela “Melanie: Una novela de zombis” de M. R. Carey publicada en 2014. El propio autor, se ha encargado de adaptar el guión de esta película extraído de su novela homónima.

Sí bien siempre intento dar una visión amplia y neutra sobre cada película con la intención de no herir sentimientos, despreciar el trabajo de los que trabajan en las misma; así como respetar los gustos que cada persona pueda tener, hoy me es imposible defender lo indefendible. Esta película es lo peor que he visto en mi paso como redactor en esta revista, y en mi vida entera en general, empezando por los efectos especiales que tiene, hechos completamente a ordenador de la manera más cutre que se pueda hacer, pasando por la interpretación de extras y algunos personajes, a los que niños de preescolar pueden superar haciendo de zombis; y acabando por el maquillaje y vestuario de los mismos, del que tutoriales de YouTube para Halloween no tienen nada que envidiarle.

Con todo el dolor de mi corazón y mi pasión al cine, esta película lo único positivo que tiene es que se haya podido llegar a estrenar. También he de destacar el montaje del trailer y la interpretación de sus protagonistas, los únicos causantes de que esta película se puede masticar de alguna manera, ya que carece de realismo, de coherencia narrativa y sin ir más lejos, de un argumento consolidado. Además, lo único que se nos muestra en pantalla es a zombis devorando humanos, sangre, y vísceras por todas partes; sin poder extraer algún valor ético que nos haga pensar que ha valido la pena ver esta película.

En mis críticas intento poner títulos de otras películas, con el fin de hacer paralelismos y que los lectores se hagan una idea de lo que van a ver;  pero en esta ocasión, no existen largometrajes con las que se pueda relacionar. Siento ser tan tajante, pero si he llegado al término del film ha sido por respeto a aquellos que han invertido ilusión, esfuerzo y dinero en él, porque sino, como otros, me habría levantado de mi butaca a los diez minutos de este pre- estreno.

No obstante, si queréis aseguraros, u os entusiasma este cine negro y necrófilo, os invito a que vayáis a su estreno, el próximo viernes tres de febrero al cine.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nos puedes encontrar aquí

Más artículos
«Estafadoras de Wall Street», la película que puede llevar a Jennifer López a hacerse con el Oscar