«Los Ángeles de Charlie» vuelven con nuevas caras y nuevas tecnologías

Una nueva historia de la franquicia de Los Ángeles de Charlie vuelve a los cines este 5 de diciembre cargada de acción para divertir al público millenial, o incluso para la Generación Z. La directora Elisabeth Banks toma las riendas de una nueva generación de ángeles protagonizada por Kristen Stewart, Naomi Scott y Ella Balinska.

Sin lugar a duda, la nueva entrega de espías nos presenta una mirada mucho más femenina. «Esta película era una manera de contar una historia que tuviera más de una protagonista femenina: tres mujeres fuertes y estupendas, que tienen control sobre sus propias vidas y son la fuerza impulsora de la historia», explica Elisabeth Banks.

Además, se toma un elemento muy característico de este tipo de películas, el representar a través de la pantalla los destinos turísticos más deseados, algo que empezó con las películas de James Bond y hemos visto recientemente con películas como Spiderman: Homecoming. La película pasa por distintas ciudades como Río de Janeiro, Estambul y Alemania.

La película me sorprendió bastante, para bien. Después de lo que la crítica estadounidense ha dicho sobre ella, pensaba que me iba a aburrir bastante, pero al final resulta que está bien para disfrutar de un rato en el cine. Es una película muy divertida, con ese tipo de bromas que sabes que son malas y te ríes de lo malas que son. Sin embargo, se echa de menos ese toque kitch que tenían las últimas entregas de los 2000 dónde salían mujeres empoderadas, aunque a veces retratadas como si fuesen tontas, pero con vestidos exuberantes que te hacían contener la respiración.

“La versión de Elizabeth de Los ángeles de Charlietiene desde luego a esas mujeres realizando proezas asombrosas y superando dificultades increíbles vestidas con ropa normal de la calle, pero muy moderna, de la que todas las chicas quieren llevar y con la que se pueden identificar”, opina la diseñadora de vestuario Kym Barrett. “Creo que es importante que el vestuario posea una cierta ligereza, no sea demasiado serio, pero tampoco demasiado jocoso. Intentamos sin duda guardar un equilibrio para tratar de mantener con vida el espíritu de las anteriores Ángeles de Charlie. Por lo tanto, se ve que optaron por la opción fácil de que llevasen ropa de calle, algo que hace que se pierda esa esencia de los Ángeles tradicionales.

Por otro lado, uno de los sellos distintivos de Los Ángeles de Charlie es que cada una de las películas han contado con un sonido moderno en la banda sonora, como fue el caso de Destiny’s Child en la entrega original (la mejor, sin duda) y de Pink en la secuela. Elisabeth Banks no quería dejar atrás esa tradición y decidió contar con Ariana Grande para cinco canciones, incluyendo el tema principal, «Don’t Call Me Angel», para el que han colaborado también Miley Cyrus y Lana del Rey. Se trata de un tema que, comparado con los anteriores deja mucho que desear, pero sigue manteniendo ese espíritu pop que le gusta tanto al público de la franquicia.

Podéis disfrutar de Los Ángeles de Charlie a partir del 5 de diciembre en cines.

Nos puedes encontrar aquí

Más artículos
«Si yo fuera rico», la nueva comedia simpática y ligera protagonizada por Alex García y Alexandra Jiménez