Lo nuevo de la actriz más ‘Destroyer’ de Hollywood, Nicole Kidman

La nueva película protagonizada por Nicole Kidman llega a los cines el próximo viernes 22 de febrero y lo hace reabriendo las heridas de un Estados Unidos fragmentado en un contexto de thriller policíaco actual, pero predecible.

‘Destroyer. Una mujer herida’, dirigida por Karyn Kusama (La invitación, Girlfight) es un thriller  protagonizado por la premiada actriz Nicole Kidman, que encarna el papel de Erin Bell, una detective de Los Ángeles incapaz de borrar su pasado. El líder de una banda criminal  en la que ella se infiltró de joven regresa a la ciudad y Erin tratará de encargarse de él para, además de garantizar un futuro mejor para su hija, superar los errores de su pasado.

A pesar de tratarse de un argumento muy repetido en el cine del siglo XXI, contamos con la novedad de que la protagonista es una mujer. Erin Bell no consigue escapar de su pasado y los remordimientos que le acompañan. Se trata de una mujer que sufre hasta tal punto de no importarle morir.

La autora del film trata de darnos una versión pesimista de Los Ángeles actual mostrándonos una ciudad de delincuentes, abogados corruptos, traficantes de armas, predicadores locales, etc. Una versión un tanto diferente de la que nos suele llegar acerca del cine estadounidense, tan patriótico, tan soñador.

Es una película lenta, visceral, te hace sentir incómodo y, aunque se trate de una película bastante predecible, cuenta con varios elementos que hacen meterte dentro de ella y vivir el sufrimiento de la protagonista.

Sin duda alguna, lo mejor del film es la brillante actuación de Nicole Kidman, que aunque se haya quedado a las puertas de la nominación al Oscar, sí estuvo nominada a los Globos de Oro. La premiada protagonista de la película consigue transmitir la densidad y el sufrimiento del personaje al que representa hasta tal punto que incomoda al espectador. Además, el papel que juega el maquillaje en la película es primordial y hace que veamos a dos personas completamente distintas, pero iguales durante todo el largometraje.

Asimismo, también destaca la banda sonora del compositor estadounidense Theodore Shapiro. La música va de la mano con la acción del thriller y sin ella las sensaciones no hubiesen sido las mismas. Brillante acompañamiento que, aunque no brilla por si solo, complementa a la película hasta tal punto de llamarnos la atención.

Nos puedes encontrar aquí

Más artículos
“Lo dejo cuando quiera”: la nueva comedia española sobre drogas dirigida por Carlos Therón