Liam Neeson nos trae una nueva película sobre venganza, «Venganza bajo cero»

Una vez más, el actor nominado al Oscar por La lista de Schlinder, Liam Neeson, protagoniza una película sobre una venganza. Sin embargo, esta vez se trata de una gélida venganza con mucho humor negro.

“En cierto modo, Venganza bajo cero es un gran thriller clásico de venganza”, dice Neeson. “Pero lo que resulta realmente atractivo para mí es ese humor negro que corre de fondo por toda la cinta”. O como su director, Hans Petter Moland, comenta: “Básicamente, es un Liam Neeson que nunca antes se ha visto. Es una interpretación única, muy especial”.

Esta retorcida historia de venganza gira en torno al Nels Coxman de Neeson, el conductor de un quitanieves de la estación de esquí de Kehoe, en Colorado. Recién nombrado Ciudadano del Año por sus servicios para mantener las carreteras abiertas hacia la remota ciudad, la vida de Coxman rápidamente se mete, como vengador aficionado, en una espiral donde los cadáveres se cuentan a montones cuando su hijo (encarnado por Micheál Richardson) resulta asesinado por equivocación por unos gánsteres locales tras un alijo de drogas extraviado. Todo cuanto sabe de asesinar a gente es lo que lee en una novela policiaca, pero  Coxman se embarca pertrechado con un rifle de caza de cañones recortados e inconscientemente desencadena una serie de acontecimientos entre los que habrá una guerra territorial, aislados por la nieve, un secuestro, dos señores del crimen rivales, y una horda de matones con pintorescos apodos como Maverick, Mustang, o Smoke.

Esta película se trata de un remake realizado por el mismo director. Uno tras otro, el film noruego de 2014 de Hans Petter Moland que protagonizaba Stellan Skarsgard recibió críticas elogiosas y una taquilla internacional asombrosa. La idea de que fuera el propio Moland quien realizara el remake de su original la tuvo el productor Michael Shamberg, alguien que al haber producido cintas parejas como Pulp Fiction, Un romance muy peligroso, y Cómo conquistar Hollywood, identifica un film policíaco innovador nada más verlo. “La mayor parte de mi carrera ha transcurrido trabajando con gente de singular talento”, comenta Shamberg. “Cuando vi Uno tras otro, lo tenía todo. Y Venganza bajo cero es lo mismo. El público se implicará emocionalmente con los personajes, le agradará su condición de film de acción y se sorprenderá de lo divertida que resulta. Es una película en que ese equilibrio ha de ser el adecuado, y por ello debe ser Hans Petter quien la haga. Y en el centro de todo ello está el espléndido Liam Neeson, quien aporta su clásico personaje de hombre de acción para llevarlo maravillosamente hacia una nueva dirección”.

Como Michael Haneke con Funny Games, Takashi Shimizu con La maldición, y George Sluizer con Desaparecida antes que él, Venganza bajo cero, de Moland,  con su rugiente furia vengativa hilarantemente negra y brillantemente sangrienta, es el remake de su aplaudido original noruego de 2014, ahora en inglés. “No es que no estuviera contento con el original”, aclara Moland, “pero lo veía como si fuera, digamos, un director teatral que ha hecho una producción exitosa en Oslo y ahora tuviera la posibilidad de realizar una nueva producción en Broadway para un público nuevo y con un reparto de actores sorprendentes y distintos. Era una oportunidad a la que no podía negarme”.

Para el remake, Moland se ha llevado consigo a muchos de los integrantes del equipo técnico original, pero también ha incorporado a un nuevo guionista, Frank Baldwin, y un reparto secundario que incluye a Laura Dern, como Grace, esposa de  Coxman; Emmy Rossum, como Kim, la inteligente oficial de policía del pueblo; y Julia Jones, como la esposa largamente sufriente del ridículamente inestable jefe Viking de Tom Bateman. “En la película, los personajes femeninos son los que resultan suficientemente inteligentes como para poner distancia a las acciones de los hombres, o a su estupidez”, dice Moland. “Los hombres de esta película son autoritarios, engreídos, y sin el menor sentido del humor. Son mortalmente serios, o quizá están muertos”.

Es normal que la cinta nos recuerde un poco las películas de Tarantino, debido a su alto nivel de humor negro y violencia. Además, como ya hemos comentado antes, el productor de esta película ya produjo varias cintas de Tarantino con anterioridad.

Es difícil encontrar alguna pega a esta película, pero si algo me extrañó fue la gran deshumanización de los personajes, a penas sufren. Eso puede jugar a favor, ya que se trata de una película un tanto fría; o puede jugar en contra, como en mi caso, ya que hace que la película pierda credibilidad, algo muy esencial en un thriller como este.

Venganza bajo cero llegará a los cines a finales de este mes, no os la perdáis. 26 de julio.

Nos puedes encontrar aquí

Más artículos
«La jaula», la película que habla sobre el atentado de Mallorca en 2009