«La jaula», la película que habla sobre el atentado de Mallorca en 2009

El director mallorquín Marcos Cabotá, tras haber sido nominado a los Goya con su largometraje documental sobre John Lennon y Yoko Ono detenidos en Mallorca, hace esta vez una película, que también tiene mucho de documental y está ambientada en Mallorca. Y digo que tiene mucho de documental porque se trata de una historia verídica, aunque contada en forma de ficción basada en hipótesis y especulaciones.

La cinta de 110 minutos cuenta el suceso ocurrido el 30 de julio de 2009 en el que una bomba explota en un coche de la Guardia Civil, cerca del puerto de la isla de Mallorca, matando a dos agentes. La policía activa la denominada “Operación Jaula”: ningún medio de transporte puede entrar ni salir de la isla, incluyendo las embarcaciones privadas. Este hecho real, sirvió a Marcos Cabotá para llevar a cabo una historia de ficción donde este atentado tendrá consecuencias inmediatas en la trama de la película y el destino de sus personajes.

Para ello, el director nos lo cuenta a través del personaje de Sergi, un mallorquín de unos treinta y cinco años, que vive solo en un modesto velero atracado en un pequeño puerto de la isla de Mallorca. Tiene una hija que se llama Clara, pero la custodia la tiene su exmujer por los problemas esquizofrénicos de Sergi. Sin embargo, Paula, la madre, deja que Clara y Sergi se vean mientras este se tome su medicación. En el embarcadero, Sergi conoce a Elena e Iker, un matrimonio del País Vasco que llevan un mes navegando por las costas españolas y se quedan en Mallorca durante unos días debido a la “Operación Jaula”.  Sergi les ayudará a ajustar los desperfectos de su barco hasta que acabarán siendo amigos.

Marcos Cabotá decidió hacer una ficción debido a la falta de documentación acerca de este caso que actualmente sigue abierto. Es una brillante idea ya que la documentación llevada a cabo para realizar esta película son especulaciones de la propia policía declaradas off the record, por eso es necesario que no se den nombres y se maquille un poco para darle ese sentido de ficción.

Por otro lado, el film en sí no transmite mucho. Se trata de un simple thriller, con una banda sonora bastante bien elegida (elemento importante de los thrillers), pero que carece de expresión en los personajes. Los actores no muestran los sentimientos para conectar con el espectador. Además, al principio, el primer efecto especial es de muy baja calidad, lo cual te saca de la película ya desde el principio.

Lo único que puedo decir que me haya gustado acerca de esta película son las imágenes del puerto mallorquín. Fotografía de atardeceres marinos preciosos del cual los españoles nos debemos sentir muy orgullosos. Podremos ver esta película en los cines a partir de este viernes 14 de junio.

Nos puedes encontrar aquí

Más artículos
«El secreto de las abejas», una historia necesaria para el momento crítico que vivimos