“La influencia”, el gran batacazo del cine de terror español

Mañana, viernes 21 de junio, Sony Pictures Spain estrenará en cines una nueva película de terror española, La influencia, que trata sobre el peso de los lazos familiares y la trascendencia de la muerte. Se trata del primer largometraje del director Denis Rovira, autor de la trilogía de cortos de género fantástico “Ángel”, “Lazarus taxón” y “El grifo”.

En el reparto principal, la película cuenta con la presencia de Emma Suárez, Manuela Vellés, Maggie Civantos, Alaín Hernández y Claudia Placer. Un elenco que, a pesar de ser bastante reconocido, en esta película no se luce nada, más bien nos produce rechazo.

La influencia está basada en la novela homónima de Ramsey Campbell, uno de los grandes maestros del relato de terror contemporáneo, y cuenta con guion de Michel Gaztambide, escritor y guionista ganador del Goya por No habrá paz para los malvados.

La historia nos cuenta como Alicia regresa al hogar del que huyó siendo una niña, convertida ahora en una joven madre de familia. Acompañada por su marido y su hija de nueve años, Nora, Alicia busca rehacer su vida mientras se ve obligada a enfrentarse a un pasado que creía enterrado y a un cuerpo que se resiste a morir: el de Victoria, su madre, quien ha caído en coma profundo y sobrevive conectada a una máquina. La frágil inocencia de Nora no tarda en quebrarse debido a una fascinación malsana hacia la figura de su abuela Victoria. Alicia pronto comprende que los fantasmas del pasado no solo la acechan a ella.

El problema de esta película es que, además de que los actores no consiguen meterse en el papel de sus personajes, la trama tiene un conjunto de ideas inconexas. A lo largo de la película nos encontramos con escenas que no tienen ningún tipo de sentido y sin ninguna referencia que hace que la película se convierta en una comedia, y no intencionadamente. Deja líneas argumentales abiertas, sin respuesta. No creo que sea solo un fallo de dirección, sino también de guion.

Por lo tanto, esta película no es más que otro ejemplo de película de terror española fallida. Ya estamos acostumbrados (excepto por algún caso excepcional como Verónica, Los Otros, Errementari…) Es cierto que consigue asustar al público mediante las tendencias del terror actual que tanto triunfa en taquilla, pero lo hace de una manera pobre y fácil. Simplemente asusta mediante gritos, pero no es un miedo psicológico que es lo que buscamos todos en este tipo de películas.

Nos puedes encontrar aquí

Más artículos
La polémica de la Gala de los Goya