“Gloria Bell”, la versión estadounidense de la película de Sebastián Lelio (también realizada por él) protagonizada por una magnífica Julianne Moore

Las cincuentonas también tienen derecho a rehacer su vida, a salir de discotecas y a acostarse con el primero que encuentren para saciar su apetito sexual. Gloria Bell, la última película del oscarizado director, Sebastian Lelio, se estrenará en las salas españolas el viernes 26 de abril.

La película cuenta la historia de Gloria (Julianne Moore), una mujer divorciada que por el día pasa el tiempo en su aburrido trabajo y por las noches va a darlo todo a las pistas de baile de las discotecas de Los Ángeles. En una de las discotecas conocerá a Arnold (John Turturro) y se sumerge en un estrepitoso romance con las complicaciones familiares y los problemas del mundo de las citas.

Gloria Bell, es ni más ni menos que un remake americanizado de una de las películas del mismo director realizada en 2013, en ese caso llamada Gloria. Sebastian Leilo, creador de las películas, asegura que la película “es como la versión de una canción ya creada, interpretada otra vez en un momento distinto, en un nuevo contexto y por una nueva banda. Intentamos honrar los descubrimientos y el ADN de la película original, aunque al mismo tiempo buscamos un nuevo tono, una nueva vibración y una nueva chispa.” Para ello, Leilo ha contado con la también oscarizada, Julianne Moore. Todo un acierto, ya que probablemente sea el elemento más positivo del film.

Julianne Moore, a través del personaje de Gloria, nos muestra un personaje sutil, cordial y no muy protagonista, es como un personaje secundario en la vida de los que están a su alrededor. Sin embargo, disfrutamos mucho con ella por la naturalidad de sus acciones y nos vemos representados en el personaje. Julianne Moore es pura naturalidad en las escenas bailando en las discotecas y en las escenas en las que aparece conduciendo, donde el 90% de las veces aparece cantando. Sin duda, la película le debe mucho a esta gran actriz ya conocida por otras películas como El gran Lebowski, Las horas, Siempre Alice, El mundo perdido: Jurassic Park, y muchas más.

Sin embargo, el problema planteado en la película con el personaje de John Turturro es vagamente simple y amargo. El film de Sebastía Leilo no consigue enganchar al espectador con la historia, sino solo disfrutar del personaje de Gloria (que, en verdad, ya es de admirar). Parece ser que el director chileno no va a contar tanto con el apoyo de la crítica en esta versión de su propia película que en 2013 sí consiguió emocionar llevándose el Premio del Jurado Ecuménico y el Premio Gilde en la Berlinale, además de el premio que se llevó Paulina García a Mejor Actriz.

Nos puedes encontrar aquí

Más artículos
La película del mes: Moonlight