Este viernes se estrena “El muñeco diabólico (Child’s play)” un reboot de la historia de Chucky de 1988

Vuelve a la gran pantalla una nueva versión de una de las películas de terror más conocidas de la historia del cine que a lo largo de 3 décadas a conseguido asustar a millones de niños, y a más de un adulto también. Muñeco Diabólico (Child’s Play), es el reboot de la historia del muñeco asesino creado por Don Mancini. Tras varias películas creadas por la franquicia, esta vez contamos con una versión mucho más actualizada de la mano de Lars Klevberg, el director de la película.

La historia nos cuenta como Karen (Aubrey Plaza) regala a su hijo Andy (Gabriel Bateman) un muñeco de inteligencia artificial muy solicitado en el mercado por su cumpleaños. Justo ese ejemplar ha sido modificado para que pueda realizar comportamientos violentos, lo cual hará que la amistad entre el muñeco y su dueño sea difícil.

A diferencia con el filme original, este muñeco no está poseído, sino que más bien es un robot defectuoso, lo que hace que sea más creíble y más adecuado a nuestros tiempos. Si hay que destacar algo de esta nueva versión es, sin duda alguna, su adaptación al presente. La película nos muestra un robot capaz de sincronizar todos los dispositivos electrónicos, desde televisores o altavoces hasta coches. A pesar de esta gran modernización de la película, la esencia sigue ahí, aunque con un tono mucho más cómico y menos terrorífico en comparación con las anteriores. Aunque cuenta con alguna escena gore que no está hecha para los más sensibles.

Lo cierto es que más que una película de terror, es una comedia. En el buen sentido, es decir, nos presentan un Chucky mucho más divertido y que, combinado con algún que otro sustillo, conseguirá hacer reír a todo el público de la sala a través de un humor negro universal. Además, la audiencia a la que se presenta puede ser variada ya que, a pesar de ser una película para un público generalista, la película cuenta con ciertos guiños que harán sonreír a los más forofos de los clásicos del género. Encontramos referencias a Poltergeist, La matanza de Texas, la propia saga, etc.

La película nos hace reflexionar sobre hasta qué punto la tecnología se puede presentar como un problema. “Realmente damos nuestras vidas a estas máquinas, todo está en la nube ahora y estamos poseídos por estas pertenencias”, dice Tyree Henry. “Eso es algo fascinante acerca de la renovación de la idea detrás de muñeco diabólico, incluso los adultos son susceptibles de su efecto… somos prácticamente esclavos de la tecnología”.

Por lo tanto, no podemos hacer más que felicitar al guionista Tyler Burton Smith por escribir este robótico remake del clásico muñeco diabólico y al director junto con Brendan Uegama (director de fotografía), que han conseguido dar una magnífica estética a la cinta basándose en una iluminación tenebrosa que recuerda a algunas películas de Spielberg en los años 80 como ET. “En la habitación de Andy hay mucho color”, explica Uegama. “Empujamos la luz a través de la ventana, haciendo que su habitación se sienta un poco más segura y tenga un ambiente mágico, mientras que cuando sales a las calles y otras áreas, debería sentirse más desapacibles”.

La película llega a partir de este mismo viernes 28 de junio a los cines.

Nos puedes encontrar aquí

Más artículos
Las mejores series vienen en junio con HBO y Netflix