Crítica de «Quien a hierro mata», el último thriller de Paco Plaza

Paco Plaza estrena el 30 de agosto su nueva película Quien a hierro mata, un thriller dramático que aborda temas como la traición, las relaciones familiares, las consecuencias del mundo de las drogas…

Este director es conocido por su facilidad para hacer sentir incómodo al espectador, hacer que te quedes mirando la película ensimismado para saber qué va a pasar. Eso sin duda lo consiguió en su anterior film, Verónica, que fue nominada a nada más y nada menos que siete premios Goya en 2017. Asimismo, Paco Plaza ha sido el encargado de dar vida a tres de las películas de la saga REC. En estas películas, sobre todo la primera, la tensión y el miedo es permanente. Sin embargo, en esta última película del director valenciano hay cosas que no encajan.

La película cuenta la historia de Mario (Luis Tosar), un hombre ejemplar que vive en un pueblo de la costa gallega. En la residencia donde trabaja como enfermero todos le aprecian. Cuando el conocido narco Antonio Padín (Xan Cejudo) ingresa en el centro, Mario trata de que el anciano se sienta como en casa. Ahora, los hijos de Padín -Kike (Enric Auquer) y Toño (Ismael Martínez)- están al mando del negocio familiar, pero una fallida operación de contrabando llevará a Kike a la cárcel y les generará una peligrosa y cuantiosa deuda con un proveedor colombiano. Toño recurrirá al enfermero para que persuada al padre de que la salde, pero Mario tiene otros planes.

El tema del narcotráfico gallego está dando para mucho, véase una de las últimas series españolas de éxito, Fariña, la cuál se ha hecho con varios premios. Sin embargo, en esta última película no llegamos a meternos en la trama del todo. Plaza hace uso de algunos recursos técnicos para embellecer el thriller, pero lo cierto es que no son nada acertados. Además, actores como Ismael Martínez tampoco ayudan mucho a meterse en la película. Sin embargo, lo que sí se puede salvar de la película es la actuación de Luis Tosar.

Luis Tosar consigue transmitir a través de la pantalla cualquier sentimiento que se le ocurra, ha demostrado ser uno de los actores principales de nuestro país actualmente. Prueba de ello es una carrera repleta de premios, entre ellos: tres Goya, dos Forqué y un Fotogramas de Plata. Además, ha trabajado con los mejores directores de nuestro país, así que era de esperar que el actor hiciese bien su papel.

“Rodar con Luis Tosar es como conducir un Ferrari”, confiesa Paco Plaza, “ha superado cualquier expectativa. Sabía que era uno de los mejores actores del mundo y ha sido un privilegio ver de cerca cómo trabaja la sutileza e incorpora cualquier indicación, por pequeña que esta sea. Además, debido al nivel de compromiso que él tiene con su oficio, dudó si intervenir en Quien a hierro mata, porque no sabía si estaba preparado para trabajar con unas emociones tan brutales: eso habla de la honestidad de su manera de trabajar y de cómo se implica de verdad”.

La cinta, en general, no merece la pena. Tiene muchas incoherencias y, excepto la actuación de Luis Tosar, no cuenta con grandes actuaciones. Además, hay un uso excesivo de flashbacks y de violencia (recomiendo a los sensibles que se queden en casa). Sin embargo, al final la película consigue salvarse con sus dos escenas finales, lo mejor de la película.

Quien a hierro mata, 30 de agosto en cines.

Nos puedes encontrar aquí

Más artículos
«Nahuel (Temporada de caza)», 21 de junio en cines