‘Ad Astra’, el viaje de introspección protagonizado por Brad Pitt

Una de las películas que más van a sonar este año va a ser Ad Astra, la última película de James Gray con la participación de Brad Pitt como protagonista. Una película que abre la temporada de premios y no descartamos que acceda a alguna nominación al Óscar en las categorías más técnicas. Ad Astra es un viaje hacia las estrellas, un viaje de introspección hacia nuestra propia alma y, sobre todo, el alma de nuestro personaje principal, Roy (Brad Pitt).

AD ASTRA. HACIA LAS ESTRELLAS es un thriller de ciencia ficción ambientado en el futuro que sigue al protagonista Brad Pitt en el papel de un astronauta de élite que emprende un viaje a los confines del sistema solar en busca de su padre, que ha desaparecido en circunstancias misteriosas que amenazan la existencia del planeta. Su viaje revelará secretos que ponen en riesgo la supervivencia humana, así como nuestro lugar en el universo.

La cinta está dirigida por James Gray (Z, la ciudad perdida, El sueño de Ellis) a partir de un guion coescrito por el propio director y su colaborador de toda la vida Ethan Gross (Fringe. Al límite). El reparto principal de Ad Astra lo completan Tommy Lee Jones (Bienvenidos a Villa Capri, Jason Bourne), Ruth Negga (Loving, Preacher), Liv Tyler (El Señor de los Anillos, Armageddon) y Donald Sutherland (Los juegos del hambre, Trust).

La película comienza con una secuencia sorprendente y de extrema tensión en la que el personaje principal se precipita hacia el vacío. Una escena que ya calienta motores hacia la gran calidad audiovisual que vamos a poder ver en el film. Asimismo, una de las cosas más importantes a destacar es el sonido de la película. El sonido o el no-sonido porque esta maravillosa obra cuenta con algunas escenas magníficas en las que el silencio esta presente de principio a fin.

Esta película de ciencia ficción se podría esperar que fuese un thriller o una película con inmensas escenas de acción y explosiones y, aunque a veces sí es así, lo importante de la película no es eso, sino todo el contenido de abstracción que presenta mediante unos escenarios originales y unos personajes melancólicos y dramáticos que experimentan un viaje hacia su interior, más que hacia las estrellas. Por lo tanto, es necesario observar la película con la mente bien abierta. Este viaje de abstracción se puede comparar con la reciente película High Life, estrenada en España este mismo año, de Claire Denis. Esta es mucho menos agresiva, pero vemos similitud en los silencios y la simbología.

Es imprescindible mencionar el trabajo del director de fotografía, Hoyte Van Hoytema, quién ya se hizo con un Oscar por Intelstellar, otra producción espacial. “Llega Hoyte y coge las riendas”, dice Gray.  “Y se lo agradezco porque había muchas técnicas que ya había hecho en Interstellarque yo no sabía hacer, como grabar la gravedad cero, grabar en decorados horizontales y verticales, y lo hacía con eficacia y efectividad”. Además, la iluminación y los colores seleccionados para traspasar la gran pantalla son de una elección perfecta. Sin duda alguna, de lo mejor del film.

Para Gray fue una “agradable sorpresa” que Brad Pitt accediera a interpretar a Roy McBride. Recuerda Gray: “En varias ocasiones en los últimos años Brad Pitt y yo habíamos intentado trabajar juntos en algunas cintas, pero por cuestiones de horarios y tiempos, nunca pasó.  Estaba feliz cuando se comprometió al horario del rodaje”.

Asegura Pitt: “Siempre me ha gustado el cine de James. Porque nace de su profundo conocimiento de la historia del cine.  Su narración siempre contiene un elemento clásico, muy elegante, y eso es algo propio de los grandes”.

Brad Pitt está magnífico en la cinta. Pocos actores consiguen representar la comedia y el drama tan bien como lo hace el actor de Hollywood. Sin embargo, este papel requiere una dificultad especial. Su personaje requiere un dominio del dramatismo bastante alto. Se trata de un personaje contenido, casi sin sentimientos y eso no es fácil hacer que llegue al espectador y él lo consigue.

Por último, no todo son elogios para esta película. Al final de la cinta la estructura narrativa se tambalea y no termina de conseguir toda la credibilidad que merece la historia. Sin embargo, quitando los últimos 20 minutos, la película de James Gray es magnífica.

Podréis disfrutarla en cines a partir del viernes 20 de septiembre.

Nos puedes encontrar aquí

Más artículos
«Tolkien», la película que cuenta la vida del escritor que nos sumergió a todos en el universo de la Tierra Media